Leyendas del Misterio

La Leyenda de los Condes de Santa Eulalia

Palacete de los Condes de Santa Eulália
Palacete de los Condes de Santa Eulália
Fuente donde se ahogó el Conde de Santa Eulália
Fuente donde se ahogó el Conde de Santa Eulália

Regresamos a Santa Eulalia, esta vez detendremos nuestra mirada en el palacete, misterioso lugar que encierra historias y leyendas que quedaron encerradas allí para siempre.En la pagina Web de Guillermo Nuñez, encontramos el relato de una leyenda contada en primera persona por la propietaria del palacio cuando en 2005 accedieron al interior del palacio en busca de un nexo entre este mundo y el mas allá. Vista de la fachada principal del Palacete cuenta la leyenda que el conde era un mujeriego y bebedor empedernido, la condesa, harta de las hazañas de su marido se trasladó hasta este lugar construido por su esposo. Despechada y en ausencia del conde, la condesa transformó el palacio en un casino con una gran bodega y por él pasaban gran cantidad de hombres. La noticia llega hasta el conde, éste viaja desde Barcelona hasta Santa Eulalia para poner orden y al llegar allí sucumbe bajo el hechizo de su renovada esposa. Juega y pierde toda su fortuna en una noche de excesos y bebida se acerca hasta la base de la fuentecilla cae desplomado por efecto del alcohol con tan mala fortuna que la mitad superior de su cuerpo queda sumergida en el agua pereciendo ahogado. Desde entonces siempre que el palacio es visitado por una mujer de parecido aspecto a la condesa, el conde hace acto de presencia, volviendo de su destierro del más allá. Pero la historia no para ahí, es curioso y significativo que todas las familias que han llegado a vivir en este lugar han quedado separadas de una u otra forma Hoy también ocurre eso, de nuevo una familia separada. Cuenta un descendiente de alguien que vivió alli que los señores tenian atados junto a la entrada principal dos exoticos monos a los que obligan a bañarse en la fuente del jardin. Fuente donde se dice que se ahogó el conde Leyendas, anecdotas y misteriosas historias de fantasmas que hacen mas atractivo aun si cabe aquella Colonia olvidada en el tiempo.

Fuente de la leyenda: Fotoparanormal.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

La Leyenda Peruana del Cerro Pilán

Existen muchísimas historias pero pocas tan extensas y tan bien contadas gracias a la web que agradecemos nos preste sus conocimientos y experiencias conocidas a través de: http://www.mitosleyendas.com y de su buen hacer con respecto al legendario y misterioso Cerro Pilán, incluso sin tocar para nada, su ya conocida conexión con el fenómeno OVNI. El cerro Pilán es desde siempre un lugar de poder muy misterioso, lleno de enigmas, de las cuales compartiremos con ustedes algunas de ellas, aunque no podamos aclarar aún uno de sus principales misterios: el origen de su nombre.

Sobre este punto, al momento no existen los elementos contundentes que digan de donde proviene el término Pilán. Lo que ha señalado el profesor Carlos Arrizabalaga Lizárraga, en el sentido de que por la extinción de los topónimos de la zona resulta difícil descifrar el origen del vocablo Pilán. Del cerro Pilán, mucho se ha hablado, sobre todo desde el punto de vista del misterio.

Tal vez, la historia misteriosa más importante es el hallazgo de varios ladrillos de oro, sin embargo, quiero aclarar que todos los nombres de los personajes que aparecen en las historias son verdaderos. Al momento algunos de ellos aún viven y otros como es natural han fallecido. La mayoría de éstos son naturales del caserío de Franco, ubicado en el distrito de Morropón y han sido tomados en cuenta con sus relatos fidedignos por la cercanía con el misterioso cerro.

Existen un sinnúmero de historias, empero hemos tomado en cuenta las que usted leerá a continuación por que en relato de los lugareños hemos encontrado abundantes datos coherentes y que coinciden con otros testimonios y al compararlos, no ha sido fácil armar la historia. Estoy trabajando en otras historias y es muy probable que más adelante podamos alcanzarlas como la virgen en el gigante relatada por Luciano Sancarranco Zapata, poblador del caserío de Franco; el misterio de La Peña y el cerro Pilán, el hombre del tambor en la quebrada Pilán, el misterio de Salas y Pilán, las mujeres rubias en el cerro Pilán, entre otras.


Los ladrillos de oro

El protagonista principal del hallazgo de los ladrillos de oro, es Teófilo Montalbán, quien hacía los años 1925 y 1930, aproximadamente, se encontraba pastando una manada de cabras de su propiedad en el cerro Pilán. Al ingresar a una hoyada, encuentra en un hueco (especie de una hornilla) varios ladrillos de oro. Teófilo Montalbán, acompañado de un hijo menor, probablemente de apodo “Moro”, en un principio él sintió temor, pero al mismo tiempo comenzó a llenar las ladrillos de oro en las dos alforjas que tenían.

Serapio Montalbán Romero, falleció en 1997, era hijo de Teófilo, en una noche de agosto de 1992, narró que su padre en el momento precisó de comenzar a llenar los ladrillos en las dos alforjas, hizo una serie de cuentas, como por ejemplo, que una de las tantos objetos valiosos que llenó era para sus demás hijos, sobrinos y hasta para un vecino.

Una vez que terminaron de llenar los ladrillos en las alforjas, Teófilo y el niño, iniciaron el retorno hacia el caserío de Franco, de donde eran naturales, sin embargo, a pesar de los denodados esfuerzos que hicieron no fue posible encontrar el sendero que los conduzca a Franco. Cada camino que tomaban se perdían y de repente se encontraban en el mismo lugar del hallazgo; para entonces la desesperación era evidente en Teófilo, pero mucho más en el niño.

Mientras tanto ambos buscaban desesperadamente una ruta posible para el retorno, no obstante, todo intento era vano; no era posible hallar un camino que los lleve a Franco, hasta que encontraron una manada de cabras – Teófilo pensó – que las cabras eran de algún poblador de Franco y determinó seguirlas. Las cabras caminaron bastante techo, en tanto Teófilo y el niño no las perdían de vista con la esperanza de que éstas enrrumbaran a Franco, para desgracia del hombre y el niño, las cabras se desviaron de ruta al ingresar por una abertura de una roca. Teófilo intento pasar por la abertura, pero no cabía hasta que perdió de vista a los animales.

En otro momento los hombres se toparon con bastante ganado vacuno grande y hermoso. Teófilo Montalbán otra vez al igual que en las cabras, comenzó a seguir a las vacas con el fin de salir de una vez por todas del enmarañado cerro Pilán, pero no fue posible, las vacas por un hueco que cabía una hormiga pasaban. La búsqueda del camino correcto hacía el caserío de Franco fue infructuoso, y el cansancio era evidente en el hombre y el niño.

Serapio Montalbán Romero, cuenta que su padre le narró que en su intento de hallar un camino a Franco, observó que en el cerro Pilán existe una ciudad. él pudo observar como la gente caminaba de un lugar a otro, pero no pudo identificar a nadie; además en la ciudad se veían canales llenos de agua que surcaban el cerro Pilán. Cansado Teófilo, Pensó que los ladrillos que llevaban en ambas alforjas, era el origen del problema, determinó entonces por arrojarlas en el mismo lugar donde los encontró.

Luego de esa determinación la mente de Teófilo despejó y por fin pudo encontrar la ruta correcta al caserío de Franco, cuando ya estaba entre oscuro y claro (entre las dos luces). Serapio Montalbán Romero, quien fuera uno de los perfectos conocedores de los accesos y misterios del cerro Pilán, sostenía que sí su padre no hubiera determinado botar los ladrillos de oro en el momento oportuno y con la llegada de la noche él y el niño hubieran quedado encantados para siempre en el cerro para siempre.

El relato de Teófilo ofrecido a Serapio, cuando éste era niño, da cuenta que el momento en que los hombres anduvieron perdidos en el cerro, gran parte de la manada de cabras que pastoreaban regresaron a Franco y otro grupo no. Al día siguiente Teófilo observó en el corral que varias cabras le faltaban, entonces concluyó ir a buscarlas, pero luego de prolongada búsqueda no las encontró.

Después de varios días por consejo de un vecino optó por hacerlas rastrear de un brujo de San Pedro (a inmediaciones de Solumbre), quien aseguró que los animales deambulaban cerca del lugar que Teófilo arrojó los ladrillos, resuelto acudió al lugar precisado por el brujo y efectivamente encontró las cabras.


El perro encantado

Serapio Montalbán Romero, fue sin lugar a dudas en tiempos contemporáneos el que más conocía el cerro Pilán. Con él y con la compañía de Manuel Mena Escobar, Mariano Peña Sancarranco e Hipolito Carrasco Correa; entre los años de 1985 y 1992, visitábamos el cerro Pilán, con la finalidad de que nos enseñe las zonas más interesantes y pocas conocidas.

Es sabido que en el cerro Pilán existen túneles y cuevas, no obstante, están en lugares inaccesibles. José del Carmen Carrasco Peña (+), aseguró que una oportunidad observó una pared de piedra de aproximadamente de 15 metros cuadrados en la parte lateral izquierda de la cumbre del cerro Pilán. La pared tenía, inscripciones jeroglíficas y cerca de ésta había un túnel de dos metros cuadrados de boca con dirección al interior del cerro o en todo caso con dirección a Solumbre.

De estas dos construcciones dan fe muchos visitantes sobre todo los lugareños de Piura La Vieja, El Chorro y Solumbre. Lo curioso del caso según relato magnetofónico de José del Carmen Carrasco Peña, es que después de mucho tiempo regresó al cerro Pilán acompañado de varios amigos, para enseñarles el sitio en donde halló las dos construcciones, pero no posible encontrarlas, a pesar de que Carrasco hizo los esfuerzos necesarios para dar con el lugar del hallazgo de las edificaciones.

Por naturaleza, Serapio Montalbán Romero, era un hombre misterioso y quienes lo conocimos estamos seguros de su naturaleza humana. Era asiduo visitante al cerro Pilán; más de una persona lo escuchó conversar con el cerro. Sus coloquios con el misterioso cerro casi eran a diario. En una época de abundancia, Serapio Montalbán Romero, tuvo un fructífero y considerable rebaño de cabras, que como de costumbre pastaban en las laderas del cerro Pilán.

Su costumbre era soltarlas muy temprano. Mientras los animales pastaban en las estribaciones del cerro, eran vigiladas por “Bala”, un perro ganacho*, que Serapio criaba desde que era cachorro y que función principal era cuidar el rebaño de los zorros cabeza negra* y del león. A eso del medio día como era su costumbre Serapio Montalbán acudía al cerro Pilán para cuidar de cerca a las cabras; pero cierto día no fue por que se sentía con dolores estomacales. Cuando las cabras regresaron eso de las cinco de la tarde, el perro ganacho con llegó con ellas.

Al día siguiente muy temprano, el ganadero enrrumbó al cerro conjuntamente con las cabras con el objetivo de buscar al perro. Ya en el cerro, Serapio escuchó el ladrido de “Bala”, cuando de repente el animal abordaba a su amo. El hombre acariciaba y abrazaba al perro, pero cuando llegaba el momento de regresar al caserío de Franco del cual Serapio Montalbán Romero era natural, el animal luchaba denodadamente para soltarse de los brazos de Serapio, hasta que lo lograba. El perro al lograr su objetivo se perdía por una de las hoyadas del cerro.

Serapio Montalbán Romero, cuenta que por espacio de quince días luchó indesmayablemente para recuperar al perro ganacho, más no era posible, una fuerza sobrenatural se lo arrebataba cada vez que el perro venía a su encuentro. “Durante quince días luche para rescatar al perro de las entrañas del cerro. Cada vez que yo acudía al cerro Pilán, el perro salía a mi encuentro, pero en el momento de traerlo a Franco, el animal luchaba hasta que terminaba por fugarse”, narró Serapio Montalbán Romero, allá por los años 1990, cuando tuve la oportunidad de entrevistarlo.

Después de muchos intentos por recuperar el perro, Serapio se dio por vencido, hasta que nunca más lo volvió a ver. Pasaron los años y de cuando en vez, se escuchan los aullidos lastimeros del perro de Serapio. Hasta la actualidad más de una persona dice escuchar ladrar al perro encantado en las profundidades del misterios cerro.


La música en el cerro Pilán


En la víspera de Semana Santa, hace más de cincuenta años era muy común escuchar en el medio día, y por las noches en la cumbre del cerro Pilán, a una orquesta ejecutando melodías musicales de la época. De estos hechos misteriosos dan cuenta los antiguos regadores del predio Santa Rosa (frente al cerro Pilán), de lo que fuera la hacienda de Morropón y Franco.

Uno de los hombres que escuchó en más de una oportunidad la música precisamente en Semana Santa, fue Odilón Campos, un poblador del caserío de La Bocana en el distrito de La Matanza, quien falleció en 1997 en Chiclayo, narra que la música también se escuchaba por las tardes y las noches a eso de nueve o doce. “Se escuchaba tan claro que parecía que estaba a pocos metros. A veces demoraba entre 15 o 20 minutos”, acotó Odilón Campos, en 1992, en su residencia en el caserío de Franco.

Luciano Sancarranco Zapata, que por costumbre se dedicaba a pastar una manada de burros en las estribaciones del cerro Pilán que eran de su padre Francisco Sancarranco y que eran utilizados para llevar carga desde la costa de hasta la sierra de Huancabamba Y Morropón, sostiene que era costumbre y muy común apreciar como él dice la música con tanta claridad, que parecía estar muy cerca. Sancarranco, da cuenta que una vez que terminaba la música, el cerro quedaba en un silencio sepulcral, pero luego de unos minutos el bullicio se generalizaba en distintas direcciones del cerro.

Nicanor Alvarado, quien fuera administrador de la hacienda San Martín de Batanes en Chulucanas, fue uno de los priviligiados testigos in situ de estos hechos poco común .Odilón Campos, admitio que cuando él era niño y que vivía en La Bocana, Nicador Alvarado, le contó que las piedras se derrumbaban desde la parte más alta del cerro, originando un bullicio total.

Odilón Campos recuerda que era el año de 1934 y para entonces vivía con sus padres en La Bocana, centro administrativo de la famosa hacienda” Monte de los Padres”. Dice que era un Viernes Santo, a eso de las once de la noche, en el cerro Pilán se oyó un golpe de arpa; pero antes de la música del arpa que duro más de una hora, se escuchó en las estribaciones del cerro que un individuo arreaba un grupo de bestias….arre…arre….arre y en otro momento cuje..cuje.


El brujo ambicioso


Un conocido brujo enterado del hallazgo de los ladrillos de oro, tomó la resolución de ir al cerro Pilán para buscar los objetos valiosos. Antes de ir al cerro el brujo hizo viaje a Franco para entrevistarse con Teófilo Montalbán, para que le indicase en que lugar del cerro arrojó los ladrillos. Después de varios intentos de búsqueda por el lugar señalado por el pastor de cabras, el brujo no encontró absolutamente nada de nada.

Una noche el brujo subió a la cima cerro y decidió por intermedio de las artes (brujería) explorar en que lugar de la montaña se hallaban los ladrillos de oro. “Aunque sea quiero un par”, dijo antes de iniciar la sesión. Cerca de la media noche el brujo y su séquito

se aprestaban a realizar la ceremonia, no sin antes a empezar a beber y a inhalar un brebaje llamado comúnmente en la brujería como san pedro (alucinógeno), cuando de pronto se presentó un regimiento de soldados de 30 centímetros de estatura cada uno fuertemente armados.

Los seres extraños comenzaron a acercarse paulatinamente a la mesa de brujería en tanto simultáneamente el cerro temblaba. El miedo se apoderó del brujo y sus acompañantes que no les quedó otra cosa que recoger sus pertenencias y fugarse despavoridos de la cumbre del cerro Pilán.


El hombre de las sogas


La última aparición del hombre de las sogas en las estribaciones del cerro Pilán, se registró en marzo de 1986. Después de este último registro no existen testimonios fidedignos que aseguren la posibilidad de a ver visto al hombre de las sogas deambulas por las faldas del misterioso cerro hoy llamado el cerro de los OVNIS.

Era una tarde de marzo de 1986 y como de costumbre, Ignacio Sancarranco Zapata, acudía al cerro Pilán a recoger unos burros que pastaban por el camino de Los Talanquera. Aún no había encontrado a los animales cuando a una distancia de unos 50 metros se le presentó un hombre de 1.60 metros de estatura que llevaba en sus hombros varias sogas.

Ignacio recuerda que el misterioso ser no se dejaba ver el rostro y vestía de todo blanco. Usaba sombrero grande y sus botas estaban adornadas de espuelas de plata. El pánico se apoderó de Ignacio Sancarranco al ver que el raro ser se acercaba, entonces determinó por correr no logrando su cometido por que el hombre de las sogas lo atajaba o le salía a su encuentro y cada vez que tomaba una dirección para escapar, el hombre le salía por delante.

El juego que el hombre misterioso sometió a Ignacio Sancarranco Zapata, duró seis minutos aproximadamente, luego desapareció en el acto sin dejar huella. El hombre de las sogas en el momento de aparecersele a buscador de burros no emitió voz alguna ni tampoco hizo movimiento con la manos para llamarlo.

Este misterioso hombre que nunca se dejó ver el rostro (al menos así señalan quienes lo pudieron ver) se les aparecía sobre todo a los pastores de cabras y vacas de los caseríos aledaños al cerro Pilán. Más de uno cuenta a ver visto al hombre de las sogas, haciendo de las suyas con sus ganados. Un poblador de Solumbre contó que una oportunidad el hombre de las sogas tal como lo describió Ignacio Sancarranco Zapata, le arrebató una res y en pocos desapareció con el animal.

Otro ganadero relata que el hombre de las sogas usaba precisamente las sogas para lacear a las reses. Después de 1986, la rara criatura o el hombre de las sogas como lo llamaban los lugareños se ha extinguido en las profundidades del cerro Pilán. Nadie lo ha vuelto a ver; lo que sí siguen desapareciendo sistemáticamente son las cabras y reses. La pregunta es. ¿Será el encanto del cerro Pilán, que se traga a los animales o los abigeos que siempre han existido?.
Fuente de la Info; http://www.mitosleyendas.com

Escribir comentario

Comentarios: 0

Leyendas Misteriosas de Praga

¿Qué es lo que más abunda en Praga, aquello que encuentras en cualquier rincón de esta ciudad? Las masas de turistas abarrotando la calle Karlova, responderá uno. La cerveza, dirá el gracioso. Las defenestraciones, añadirá uno más gracioso todavía. Pero la verdad es que recorrer la capital checa significa toparse con una leyenda en cada calle, un fantasma en cada edificio y una tradición para explicar casi todo.


 

La misma fundación de la urbe, atribuida a los eslavos allá por el siglo IX, eslegendaria: la princesa Libussa decidió casarse con el hombre que eligiera su caballo para poner fin a las divisiones internas de su pueblo y, así, fue un campesino o premysl quien daría nombre a la consiguiente dinastía. Eso ocurrió en la colina Vysehrad, donde otro équido engrosa el mito: Shemik, que se lanzó al Moldava desde una peña conocida como Skala Vysehrad para salvar a su dueño, Horymir, cuando éste lo montaba en su última voluntad antes de ser ejecutado.


El lugar es pródigo en enigmas, quizá porque allí se ubica el cementerio o porque era escenario de cultos paganos antes de ser cristianizado con profusión de iglesias, al parecer no muy eficaces.


 

El mejor ejemplo, los tres bloques de piedra que forman la llamada Columna del Diablo, atribuida a una apuesta perdida por Satanás (en realidad restos de un cromlech). Pero también la treintena de variopintosfantasmas que, dicen, salen por las noches: damas blancas, doncellas llorosas, carrozas con caballos y pasajeros decapitados, perros infernales envueltos en fuego, esqueletos danzantes…


Claro que toda Praga es pródiga en espectros. Por la calle Celetná suelen deambular un espeluznante carnicero y la prostituta a la que mató a hachazos por intentar seducir a un sacerdote. Y, en la plaza Mariánské, el Ayuntamiento está escoltado por dos grandes estatuas de hierro: una representa al famoso rabino Löw, creador del Golem, del que hablaré en otra ocasión; la otra es el espíritu de un asesino que carece de rostro, por lo que vaga por la Ciudad Vieja en busca de alguien a quien arrebatárselo…


Podéis leer el artículo entero original en:

http://www.labrujulaverde.com/cultura/las-misteriosas-leyendas-de-praga/

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

La Leyenda de Ses Ánimes de Mallorca

Siempre en la cara bonita o paradisíaca de las ciudades tanto bañadas por el agua totalmente cómo las de interior esconden cientos de pasajes históricos marcados por leyendas, rituales y frondosidades enigmáticas que una vez estudiadas y conocidas pasan a ser como los discos de Queen Legendarios. Pues he aquí una misma forma de concibir la realidad escondida en la evolución de Mallorca y en aquella frondosidad remarcada que se escondió en su día y que se guarda como en este caso las leyendas de Ses ánimes cómo un caso de los llamados especiales de cada terreno.
 

Podemos afirmar entonces que Mallorca contiene una variedad de paisajes capaz de encandilar al ojo humano, desde muchas prespectivas. Desde las largas playas arenosas del sudeste, encabezadas por la paradisíaca Es Trenc y cuantas colindan con ella, hasta los acantilados que recortan los perfiles de la Sierra de Tramontana.

 

La capacidad de sorpresa que encierra el paisaje de la isla es uno de los capítulos todavía menos ponderados por quienes han sucumbido a una imagen estereotipada de mero sol, piscina, hamaca y rubias vikingas. Hace falta recorrerla para tener una visión global de sus incontables kilómetros cuadrados preservados del impacto urbanístico para disfrute de las generaciones futuras. Y de esa manera, la isla cuenta con una superficie protegida que ronda en torno al 40% de su territorio.

 

En ella se incluyen los parques naturales de S’Albufera, Sa Dragonera y Mondragó, así como el parque nacional marítimo-terrestre de Cabrera. Además, toda la Sierra de Tramuntana -columna montañosa que cruza de norte a sur la isla abrazando el mar y llenando el horizonte de inigualables juegos cromáticos-.

 

Atalaya%20Ses%20Animes

 

Y como toda isla que se precie, Mallorca tiene sus leyendas misteriosas, y eso es lo que deseo contarles.

 

Si ustedes se encuentran en la localidad de Banyalbufar, al salir por carretera dirección hacia  Estellencs divisarán una torre de vigilancia del siglo XVII ubicada en un acantilado entre la montaña, el mar y el cielo, a la que las Guías de turismo denominan vulgarmente  Atalaya d’Es Verger. No se lo crean, ustedes están viendo en realidad S´ Atalaya de ses Animes ( la Atalaya de las Almas).

 

Dicen algunos que en este lugar han habido misteriosas desapariciones e incluso suicidios, en definitiva muchas historias mágicas poco fundamentadas, y ante eso, debo contarles la verdad: en esa Torre las almas tejen unas invisibles redes en las noches de invierno para atrapar a quien se aventure a pasar por los alrededores.

 

13

 

Observarán que la Atalaya fue parcialmente destruida por un rayo en una malhadada noche de tormenta, como deseando acabar con ese ritual inmemorial, pero las ánimas que la habitan continuaron con su laboriosa misión tan pronto llegan los fríos. 

 

Les propongo que cuando visiten esa isla, no dejen de pasar por allí. Un paisaje especial les espera desde este misterioso mirador y a pesar de lo trágico y tenebroso de la historia, la imagen del acantilado del lugar les proporcionará un bello espectáculo sin duda…eso si, quizás sea mejor alejarse antes de que anochezca…

 

Fuente de la Info; http://anavegante1976.wordpress.com/

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

Leyenda del misterio del Triángulo de Bennington

Cerca del monte Glastonbury, en Vermont, se encuentra el Triángulo de Bennington, una enigmática zona boscosa donde se pierde el rastro de las personas que un día desaparecieron y de las que nunca más se supo. La mayoria de estas desapariciones se produjeron sin que los cuerpos de  pudieran encontrar una sola pista para averiguar que les había ocurrido. Las víctimas eran personas de diferentes edades y de ambos sexos y todas ellas se esfumaron en un plazo de cinco años que lleva del 1.945 a 1.950. Todas las desapariciones ocurrieron en el último trimestre del año, entre los meses de octubre, noviembre y diciembre, pero aparte de esto poco más se pudo saber para conocer la naturaleza de estos hechos. 

La primera desaparación ocurrida en el Triángulo de Bennington se remonta a 1.945, un hombre llamado Henry MacDovell, evadido de un manicomio en el que estaba recluido por ser el autor de la muerte de otro hombre desapareció sin dejar rastro en ese lugar. Aunque no resulta extraño que un prófugo de la justicia “desaparezca” sin dejar rastro, este suceso es ha  citado como las primera de las extrañas desapariciones del Triángulo de Bennington. 

El 12 de Noviembre de ese año un hombre llamado Middie Rivers que trabajaba como guía de montaña desapareció misteriosamente ante los  del grupo de turistas a los que acompañaba de regreso al campamento. Él caminaba delante del grupo de personas por una zona que conocía sobradamente cerca de la carretera de Long Trail y simplemente desapareció, nunca más fue visto ni se encontraron restos o pistas que dieran respuesta a este inquietante suceso a pesar de las batidas que la policía y voluntarios realizaron durante días. 

Un año màs tarde, concretamente el día 01 de diciembre de 1.946 una estudiante de dieciocho años de edad de nombre Paula Welden se adentró en los bosques de la zona con la intención de hacer senderismo de montaña. Esto es lo último que se supe de ella. Jamás salió de esos bosques y las pesquisas iniciadas por la policía no dieron tampoco esta vez ningún resultado. 

También se reportan rumores de que en el año 1.949 tres cazadores desaparecieron en el Triángulo de Bennington durante una jornada de caza, aunque no se ha podido investigar si esto es verdadero o simplemente una habladuría. 

 


 
Sin embargo si se sabe que el día 1 de diciembre de ese año un hombre llamado James E. Tetford protagonizó lo que parece ser la desaparición más enigmática ocurrida en el Triángulo de Bennington. El señor Tetdford desapareció mientras se encontraba en el interior de un autobús en movimiento. Los demás pasajeros testificaron que lo vieron en el autobús, pero para cuando éste llegó a su última parada en Bennington James Tetford había desaparecido. 
El doce de octubre del año siguiente Paul Jepson, un niño de ocho años, desapareció de la vista de su madre mientras ésta se encontraba realizando algunas tareas domésticas. La posterior búsqueda de los cuerpos de seguridad fue muy exhaustiva, empleándose incluso perros para intentar seguir el rastro del niño. Los perros avanzaron a través del bosque hasta una autopista cercana donde perdieron el rastro. Esto hizo pensar a la policía que la desaparición de Paul Jepson fue un secuestro y que el pequeño fue introducido en algún vehículo que circulaba por aquella autopista. 
La última extraña desaparición de la que se tiene constancia en el Triángulo de Bennington es la de una mujer llamada Frieda Langer. El 28 de Octubre de 1.950 Frieda fue de excursión con su primo. En un momento de la caminata, Frieda tropezó y cayó en un lugar que estaba anegado de agúa. Frieda decidió volver al campamento para cambiarse de ropa y su primo se quedó en aquel lugar esperando que regresara. Frieda nunca llegó de vuelta al campamento. Se inició entonces un masivo operativo de búsqueda por tierra y aire. Policía, bomberos, militares y voluntarios participaron durante días rastreando toda la zona sin conseguir tampoco resultados aparentes. Pero siete meses más tarde el cuerpo de Frieda fue encontrado en un descampado que, curiosamente, ya había sido rastreado en los meses anteriores por la policía. Debido a las condiciones en que se encontraba el cuerpo y al tiempo transcurrido los forenses no pudieron determinar la causa de la muerte. 
Existen varias teorías sobre la naturaleza de las desapariciones del Triángulo de Bennington pero todas ellas siguen siendo bastante endebles y no logran explicar por sí mismas todas las desapariciones. La primera teoría menciona la posibilidad que durante aquel periodo hubiera un asesino en serie por aquella zona. Si bien esto es totalmente posible, la diferencia de sexo y edad entre las víctimas y la ausencia total de pistas o evidencias en todos los casos, parecen echar por tierra esta tesis. No es muy habitual encontrar un asesino que actua tan indiscriminadamente al escoger a sus víctimas. 
Otra teoría sostiene que las desapariciones se debían a desgraciados accidentes de montaña. Las fechas en que ocurrieron todas las desapariciones entre las estaciones de otoño e invierno son las propicias para que el suelo del bosque aparezca cubierto de una gruesa capa de hojarasca que oculte pozos o agujeros donde habrían caído inadvertidamente las víctimas. Sin embargo esto no explica los casos de Frieda Langer y James Tetdford. Además, en las búsquedas que se organizaron tampoco se encontraron pozos o simas que pudieran explicar esta teoría. 
Lo cierto es que pasado ese periodo las desapariciones dejaron de tener lugar y actualmente no se conoce ningún otro caso que haya tenido lugar en esa zona. Probablemente no existe un único motivo para explicar las extrañas desapariciones del Triángulo de Bennington y sea más sensato pensar que obedezcan a varias razones: accidentes, extravíos o secuestros…, pero de lo que no cabe duda, es que el misterio que las rodea sigue estando vigente y que la población local sigue considerando la zona que rodea el monte Glastonbury como maldita.

 

Fuente de la Info;  

Escribir comentario

Comentarios: 0

Leyenda del Caballero de Ambite

Las historias que se cuentan de Madrid y que se han ido recogiendo a lo largo de los siglos de historia que tiene esta tierra, nutren de leyendas los libros más variopintos. Tan sólo hay que tener un poco de tiempo y buscar historias misteriosas como la que hoy vemos en nuestro blog de Madrid: la leyenda del caballero Ambite.

 

Ambite es un pequeño pueblo de Madrid, situado en la zona sureste de la región, relativamente cerca de la localidad de Campo Real o de Arganda del Rey. Mucha gente del lugar no conoce la leyenda de Ambite, fruto del paso del tiempo, que ha ido fraguando la historia en el olvido y tan sólo algunos dichos populares la recuerdan. Para revivirla, en esta ocasión nos centramos después de la Edad Media, en el siglo XVI.

 

Con la intención de despertar la curiosidad de los más curiosos, la leyenda de Ambite nos cuenta la historia de un joven y apuesto caballero, aunque también es cierto que otra versión de esta leyenda centra su argumento en un fraile.

Sea como fuere, la leyenda habla de la valentía de este personaje, que en una noche de “perros”, con tormenta, rayos, lluvia y frío, se subió a la Peña de los Llanos y allí colocó una cruz de ramas, para agradecer a Dios que su caballo hubiera aguanto estoicamente el temporal y tanto él como su caballo estubieran sanos y salvos.

Esto fue algo mágico, ya que cuando el caballero (o el fraile) llegó al pueblo de Ambite, acudió de forma inmediata a ver a la virgen del lugar y arrodillado frente a ella, le prometió que acudiría a Tierra Santa (nada más y nada menos) para traer hasta el pueblo un trozo de la cruz verdadera de Cristo, que popular y técnicamente recibe el nombre de lignum crucis.

 

Así fue, nuestro personaje de la leyenda de Ambite cabalgó durante semanas hasta Tierra Santa y trajo un torzo del preciado lignum crucis, que desde ese momento, se conserva en la iglesia de la Asunción.

 

Fuente de la Info; http://www.cosasdemadrid.es

 

Escribir comentario

Comentarios: 0

La Leyenda del Súcubo e íncubo

La experiencia

 

Pareces estar despierto, pero sigues en la cama. Puedes ver el interior de tu habitación, está oscuro pero sientes que no estás sólo. Tratas de moverte sin tener resultado, tu respiración se acelera, sientes miedo, quieres hablar pero no sale palabra de tu boca, hay alguien o algo que no te deja mover, y piensas en que bueno sería si es la mujer de tus sueños, pero no es ella, es algo maligno quién se alimenta de tus miedos. El tiempo corre lentamente, sudas al tratar de moverte y tras en un intento desesperado por hacerlo, cuando lo haces, sientes que recobras tus movimientos, mientras respiras aliviado pues la presencia ya no está allí, el Incubo se desvaneció...

 

La leyenda


 

 

¿A cuantas personas le ha pasado un episodio parecido al menos una vez en la vida? Quizás para cada hombre o mujer quienes sufren una de estas experiencias, tengan variaciones, pero siempre hay algo en común, una presencia que se siente muy cerca, como si estuviese encima del pecho, o al menos esto es lo que he sentido en mi caso.

 

Cuando un hombre es atacado por uno de estos entes demoníacos, se cree que es una presencia femenina demoníaca, denominada Súcubo, mientras que en el caso opuesto, cuando un ente masculino ataca a su contraparte femenina se le denomina Incubo. Estas experiencias han sido reportadas a lo largo del mundo sin importar la ubicación y ha sido interpretada desde el punto de vista mitológico. En Japón, se han referido a ellos como Kanashibari, en China como una opresión fantasmal y tanto en Inglaterra como en América, se le conoce como Old Hag (Vieja Bruja). Una Hag, puede ser una vieja arrugada o una clase de hada, la cual tiene la apariencia de una mujer. Son comúnmente vistas como malévolas, y según el folklore es un espíritu de pesadilla. De acuerdo a las historias, la vieja bruja, se sienta sobre el pecho del hombre o mujer durmiente y le provoca pesadillas. Cuando el sujeto se despierta, él o ella no pueden respirar o mover por un corto período de tiempo.


La idea de un ataque Incubo está basada en la tradición medieval popular acerca de la visita demoníaca nocturna. En una versión de la tradición, el demonio es capaz de tomar la forma humana masculina o femenina y potencialmente preñar a una mujer, causando que de a lúz a un niño demoníaco. El demonio, inicialmente tomará la forma de una mujer, conocida como Succubus, quién intimará con una víctima masculina, capturando su "semilla", para luego adoptar una forma masculina, conocida como Incubus. El Incubus posteriormente hará contacto con una víctima femenina quién quedara preñada con una transformada "semilla demoníaca". Ya sea la "semilla" masculina, o la fuerza vital, estos entes se alimentan de ello, lo cual tiene muy explícito como se puede vislumbrar, la connotación sexual. La dualidad demoníaca toma presencia en lo sueños y llegan a excitar hasta cierto punto a sus víctima, de allí vienen los nombres del latín "incubare" (yacer encima) o "succubare" (yacer abajo).


 

La explicación


 

La explicación científica para el ataque de un Incubo, se refiere a que la persona experimenta un estado de disociación en el cual parte del aparato mental llega a un estado consciente aún cuando el resto del cerebro está en el estado REM del sueño. El cuerpo permanece paralizado a fin de prevenir que actúe en el sueno. Esto se conoce como parálisis del sueño, una condición que le ocurre a personas normales o puede ser asociado a la narcolepsia o alucinaciones, pero en todos los casos se llega a un estado consciente con imposibilidad de movimiento, lo cual es aterrador. Es por ello que la comprensión o realización de que no es posible moverse, contribuye significativamente a la cualidad displacentera y aterradora del evento.


Adicionalmente, un aspecto potencialmente sexual es involucrado a la experiencia, encausado por la fisiología del sueño REM, el cual causa erección en el caso del hombre y lubricación en las mujeres. El despertar de esta experiencia aterradora y el subsecuente reconocimiento de un sentimiento corporal erótico, se presta para la suposición de una conexión entre la experiencia, y el trabajo de fuerzas oscuras y diabólicas. La experiencia consciente es una combinación de la actividad mental durante el sueño super-impuesta en el fondo sensorial de la habitación donde la persona está durmiendo. 

 

 

¿Cuantas de las antiguas leyendas tendrán explicaciones cientificas que nada tienen que ver con el mal o el bien como conceptos teologicos sino por el contrario con situaciones propias de la naturaleza? A medida que la humanidad avanza, experimenta, investiga se abren nuevos caminos y se asimilian conocimientos. ¿Quién había dicho: "lo que conocemos, una gota de agua, lo que ignoramos, un océano"?.

 

Por último hemos de saber que en el mundo que vivimos se producen muchas visitas de este tipo, y experiencias en millones de mujeres y hombres que les ha ocurrido este caso en repetidas veces y durante muchos años, algunas rezaban, otras intuían que lago les pasaba, y estaban relajadas pues creían que pasaba pronto su particular pesadilla. Lo sentían encima suyo, su fuerza hacía que no les gustara en absoluto porque las paralizaba, y a veces notaban como un bulto negro a su lado pero estaban tranquilas, pues en todo momento sabían que pronto pasaría. Estas visitas de dormitorio no las predices tú, sino ellos o ellas te eligen, incluso tiempo después entre amigas que acudieron a diferentes mesas redondas y centros de investigación se contaron entre ellas que les paso lo mismo. Por lo tanto esto existe, esto es real de hoy, de ayer y de siempre y cualquier ser puede ser visitado por entes superiores para que nuestros dones masculinos o femeninos sean robados por ellos para fines de procreación de nuevas razas pero con nuestros genes. ¿Parece extraño que tantísimas millones de parejas en todo el mundo tenga problemas de infertilidad o es que no queremos ver que realmente hemos sido robados sin que nos enteremos de nuestras fertilidades que hasta la fecha eran de una gran potencia infinita y de repente se acacbó por arte de magia?, Pues no es magia es táctica extraterrestre, somos sus cobayas y ahora han creído necesario extirparnos esos dones para ellos poder poner en práctica una nueva generación de seres humanos en otro planeta para seguir avanzando evolutivamente por medio de sus mejoras científicas, en otro mundo y mientras nos castigan a nosotros, porque lo tenemos todo y ya no aportamos mucho más de lo que rebicimos. 

Fuente de la Info; Link con artículo original: 

http://thedevilridesout.blogspot.com/2009/11/supernatural-list-vii-incubosucubo.html

Escribir comentario

Comentarios: 0
GRUPO ALZIRALMUNDO
GRUPO ALZIRALMUNDO

Traslate a Tu Idioma

El Eslabón Secreto del Rey Jaime I

Un Libro que leer en Navidades
Un Libro que leer en Navidades

¡¡Bienvenidos a Qmisterios Alzira!!

Redactores de QMISTERIOS ALZIRA

Gifs Animados del Misterio

Pócimas, Brebajes y Ungüentos del Misterio

Webs y Blogs del Misterio

Libros del Misterio

Galería Fotográfica del Misterio

La Nave del Debate Mistérico

El Misterio de los Mayas

Cultos Mistéricos

Programas de Misterios en Radio y Televisión